martes, 10 de noviembre de 2009

Los temperamentos psicológicos y las habilidades gerenciales


Los temperamentos psicológicos y las habilidades gerenciales


Los cuatro temperamentos básicos

SANGUINEO:
LO BUENO. Optimista, muy vivo, comparte felicidad, platicador, abierto, cuenta historias magnificas, entusiasta, amigable, compasivo, alegre, nunca le faltan amigos ni palabras;
LO MALO. Hablasin pensar, tiene voluntad debil, es inestable, emocional, indisciplinado, no muy responsable, egocentrico, ruidoso, exagerado, temeroso, intranquilo.
COLERICO:
LO BUENO. Reconoce oportunidades y sabeutilizarlas, es un lider natural, organizado y práctico, no se preocupa por lo que otros piensan, estimula a otros, refleja confianza, es determinado,optimista, productivo, activo, decidido, firme, se pone metas a largo plazo;
LO MALO. No llora por que le apena que lo vean llorar, usa a otros, es enojon, cruel, sarcastico, orgulloso, auto-suficiente, inconsiderado, dominante, caracade emocion.
MELANCOLICO:
LO BUENO. Es leal, sensible, analitico, aestetico, responsable, se sacrifica por otros, perfeccionista, buenoen las artes, predice peligros y obstaculos;
LO MALO. Piensa en si mismo, es de sentimientos mudables, negativo, impráctico, antisocial, crítico consigo mismo, vengador de inocentes, rígido, amargado, se deprime facilmente.
FLEMATICO:
LO BUENO: Es calmado, de humor práctico, puede ser lider, es eficiente, responsable, conservador, no ansioso, diplomatico, constante, capaz, aparenta menos emoción de la que siente.
LO MALO. Es tacaño, temeroso, indeciso, flojo, prefiere ser espectador a ser el sujeto activo, es obstinado, egoista, se protege (no mostrando sus emociones), es lento y carece de motivación.
El temperamento es el resultado de la combinación de los rasgos congénitos; que en forma subconsciente afectan el comportamiento del hombre.
El carácter es la modificación que sufre nuestro temperamento por: la información que recibimos en nuestra infancia, tipo de educación, actitudes, ceencias, principios y motivaciones básicas.
La personalidad es la exteriorización de nuestro yo, que puede o no confundirse con nuestro carácter, según lo autenticos que seamos. A menudo es una conveniente fachada que cubre un carácter débil o desagradable.
Todos tenemos aspectos buenos y malos de todos los temperamentos, aunque uno es el que predomina, lo ideal es tener solo los aspectos buenos y esto es posible por medio del espiritu santo, por que éste toma un temperamento débil y depravado y lo transforma en un vivo ejemplo del poder de Jesucristo

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada